🚀 Valores Integrales: Cómo crear una cultura sólida y coherente

¡Bienvenidos a nuestro boletín diario de noticias de negocios! En nuestro compromiso de mantenerte actualizado sobre lo que está sucediendo en el mundo empresarial, presentamos cinco noticias de negocios frescas y relevantes todos los días. No te pierdas nuestro próximo boletín y todos los beneficios de nuestra comunidad premium.


Lunes de Cultura

Los valores corporativos son como el ADN de una empresa, ya que sirven como base de la toma de decisiones y guían las acciones del día a día de los colaboradores. Sin embargo, simplemente tener un conjunto de valores no es suficiente: deben definirse apropiadamente y diseñarse con un plan de implementación para que realmente generen un cambio en los comportamientos y la mentalidad colectiva.

Parte de este diseño incluye cuestionarlos y actualizarlos regularmente para garantizar que sigan siendo relevantes y alineados con el por qué, la misión y la visión de la empresa. El inicio del año es un buen momento para replantear una estrategia de valores para: generar impacto en la cultura hacia una más positiva e inclusiva, mejorar el engagement y la productividad de los colaboradores, y atraer y retener a los mejores talentos.

En este artículo detallo una guía aplicable de cómo cuestionar los valores para actualizarlos o definirlos por primera vez, y qué tienes que tener presente para hacerlos relevantes y significativos para la empresa y sus stakeholders. Así puedas alinear tus acciones, decisiones y estrategia con los valores elegidos.

¿Cómo redefinir tus valores?

Vía Unsplash

Hay muchas maneras de definir los valores, aquí te explico una herramienta poderosa en la que te va a facilitar plantearlos de forma integral. La idea es abordar los stakeholders de la empresa, empatizando con cada grupo para diseñar una estrategia de valores sostenida. Puedes llevar a cabo diversos talleres para explorar estas 4 aristas:

  1. Los colaboradores: Cuando los colaboradores sienten que sus valores se alinean con los valores de la empresa, es más probable que estén comprometidos y motivados.Pregúntales a tus colaboradores: ¿Cuáles son los tres valores que más aprecias de las personas con las que has trabajado en tu carrera profesional?
  2. Los clientes: Incorporar las perspectivas de los clientes a la hora de definir los valores mejora la satisfacción del cliente, potencia la reputación de la empresa y genera confianza. Ten en cuenta que considerar las necesidades y alegrías de los clientes no significa solo complacerlos, sino comprenderlos.Pregúntales a tus clientes: ¿Qué valores consideras que son los más importantes para darte un servicio extraordinario?
  3. Los objetivos empresariales: Considerar las prioridades de empresa ayuda a los colaboradores a comprender cómo encajan sus roles en la estrategia general de la empresa.Explora junto con el liderazgo: ¿Qué valores creen que son indispensables para poder llegar a nuestros objetivos comunes?
  4. El “por qué” de la empresa: Evidenciar qué apoya y representa la empresa ayuda a que los colaboradores, clientes y las parte interesadas tengan un marco claro de lo que es importante para la empresa. En este punto explora la narrativa empresarial. Si estás redefiniendo tus valores, pregúntense si se alinean con las siguientes cuestiones.Explora junto a tu equipo:
    • ¿Cuáles son nuestras pasiones?
    • ¿Qué nos hace diferentes?
    • Completa la frase: “Nuestra empresa cree que el mundo sería mejor si __________.”

El propósito de este ejercicio es resumir los insights que encuentres en el proceso exploratorio para definir los valores de una manera integral y simple. No hay una regla sobre cuántos valores debería tener una empresa, pero lo recomendable es que sean entre tres y seis. Más de seis valores podría ser difícil para los colaboradores entenderlos, adoptarlos y más aún, acordárselos. A continuación considera estos puntos clave para terminar de definir los valores de tu empresa.

¿Qué tener presente para redefinir tus valores?

Vía Unsplash

En mi experiencia como consultora liderando transformaciones culturales, reuní estos nueve puntos claves para redefinir unos valores de impacto:

  1. Involucra a los colaboradores de todos los niveles. Recaudar información en todos los niveles de la empresa ayuda a garantizar que se alineen las perspectivas, las necesidades y beneficios, y que los valores sean más probables de ser adoptados y respetados.

    Pro-tip: sobre todo involucra a los colaboradores que sus comportamientos se asemejan más a aquellos valores que estás buscando inculcar.
  2. Sé transparente con el proceso. Comunica el proceso y el progreso de la redefinición, o definición, de los valores con la empresa. Esto puede ayudar a generar confianza y aceptación de los nuevos valores.
  3. Que los valores inviten a la acción. Los valores deben servir como una guía fácil de entender y fácil de aplicar en el día a día. Mientras más claros y concisos, más procesables.
    Pro-tip: descríbelos como un call to action!
  4. Alinéalos con la misión y visión de la empresa. Los valores deben apoyar y respaldar las metas y objetivos a largo plazo de la empresa. De esta manera, ayudan a crear un sentido de propósito y dirección, y garantizan que todos trabajen hacia los mismos objetivos.
  5. Hazlos parte de todas las dimensiones de la empresa. Integra los valores en la cultura, las operaciones y los procesos de la empresa para que sean adaptados de manera sostenida. Incorpóralos a las políticas, procedimientos y prácticas en todos los departamentos de la empresa.
  6. Utiliza el storytelling. El storytelling, o la narración de historias, es una herramienta poderosa para crear una conexión emocional con los valores. Cobra vida a tus valores, involucrando no solo a los colaboradores, sino que también a tus clientes, a través de historias memorables.
  7. Lidera con el ejemplo. El liderazgo es el factor clave para dar forma y mantener la cultura de la empresa. Los líderes deben modelar los comportamientos que representan los valores. Trabajar de la mano con los líderes para adoptarlos en todos los equipos de la empresa es indispensable.
  8. Mídelos y hazles seguimiento. Para identificar oportunidades de mejora en la implementación y diseño de los valores es preciso medir los valores y hacerles seguimiento. Mídelos a través de encuestas de cultura y employee engagement, y evalúa cómo están viviéndolos tus colaboradores a través de evaluaciones de desempeño.
  9. Reconoce y premia a los colaboradores por vivir los valores. Reconocer los comportamientos que hacen cobrar vida a los valores de la empresa es una forma eficaz y sólida de promover una cultura. Medirlos y hacerles seguimiento te ayudará a hacer un reconocimiento más conciso.

Para más información en cómo crear de ellos un sistema para transformar la cultura, lee este artículo: Un Sistema para Transformar la Cultura.

En resumen, cuando los valores están alineados con todos los stakeholders, con la misión y visión, y todos los procesos, políticas y procedimientos de la empresa, brindan un marco claro para la toma de decisiones, guían el comportamiento de los colaboradores y ayudan a garantizar que la cultura, las estrategias y las acciones estén hiladas hacia un objetivo común.

Convertir a los valores en un sistema integral de la cultura de la empresa genera confianza y credibilidad con los colaboradores, clientes, proveedores y otras partes interesadas, ya que demuestran que la empresa se guía por un conjunto claro de principios.

Y recuerda; que definir tus valores sea un proceso continuo, ¡y no un evento de una sola vez!

¿Qué piensas tú sobre cómo crear valores en una empresa? ¿Tienes alguna experiencia que quieras compartir? ¡Nos encantaría escuchar de ti!

Si estás interesado en aprender más sobre cómo aplicar estas estrategias en tu empresa, no dudes en contactar conmigo por mi LinkedIn.

Compartir en: