La anticipación estratégica para tu vida y negocio

anticipación estratégica

Miércoles de Productividad

Hace unos días volví de una Mastermind de negocios digitales en Girona, con mi mentora Geni Ramos.

anticipación estratégica

Hoy no te contaré de eso, pero sí te hablaré de cómo lograr desconectar tres días de tu trabajo y rutinas familiares para dedicarlo al crecimiento de tu negocio o a unas vacaciones con tus amigos. Veremos cómo aplicar la anticipación estratégica en tu vida.

Y me parece importante traer estos temas a la luz, porque para los millenials que leen estos artículos, la mayoría no hemos sido criados con padres o madres que podían permitirse un viaje sin culpas de por medio.

Culpas de dejar al marido.
Culpas de dejar a los hijos.
Culpas de no estar trabajando en horario laboral a mitad de la semana.

De eso tenemos para hablar muchísimo, pero vamos a lo nuestro…

¿Cómo ejecuté la anticipación estratégica?

¿Cómo logramos ser productivos para tener estos espacios para nosotros y nuestros negocios?

Lo primero es plantearse estos objetivos con antelación. Por ejemplo, este viaje a Girona no salió de la noche a la mañana. Las fechas las tenía contempladas desde enero, empezando el año, y con base a esto me planifiqué para poder tomar estos días sin que afectara mis actividades diarias y las de mi negocio.

Bloqueé mi calendario con mis clientas para estas fechas, así no se iba a quedar nadie colgado por ahí, de igual forma con cualquier operación de mi negocio que pudiese surgir: un live, taller, clase, reunión, etc.


¡No te olvides de compartir si te gusta este contenido!


De hecho, el lanzamiento que hice hace unas semanas estuvo planeado para que no interfiriera con este viaje, porque quería viajar tranquila sin estar pendiente de correos o imprevistos.

Asimismo, después de bloquear los días de trabajo, también lo hice en casa. Soy mamá y las responsabilidades me tocan la puerta 24/7. Pero a este Mastermind iba yo sola, así que dejé todo organizado para que todo fluyera sin mi presencia y que mi hijo, como mi esposo, estuvieran lo más cómodos posible para que no me extrañaran.

Para eso, dos semanas antes le fui contando a mi hijo de 3 años que mamá viajaría sola, pero que volvería el fin de semana para estar juntos. Así que felizmente no me extrañó nada y nos videollamamos la primera noche que estuvo un poco triste. Mi esposo se encargó de todo y hasta me contó que llegaron más temprano de lo habitual a la guardería.

Por mi parte, desde antes de dar a luz vengo trabajando en mi mentalidad. Tenía claro que quería ser una madre presente, pero a la vez una madre que viaja sola, que tiene sus espacios y que le enseña a su hijo que también es feliz fuera de casa, trabajando, aprendiendo y socializando.

Aunque parece ser que este tema no tiene que ver con la productividad, en realidad tiene mucho que ver. Cuando sabes dónde está tu foco, todo fluye naturalmente, y así lo fue con este viaje.

Entonces, ¿qué te quiero decir con esto?

Incorpora la anticipación estratégica a tu vida y negocio

No solo para estas salidas como el Mastermind que es de aprendizaje, sino también para disfrutar de días libres sin preocupaciones ni estrés.

En mi experiencia, esto me ha permitido ser y sentirme más organizada, y así realmente tener mayor control sobre mi tiempo y recursos.

Esto es clave en mi negocio, porque así siempre puedo cumplir con mis alumnas y clientas.

Además, tomar decisiones anticipadas me ha permitido delegar tareas a mis colaboradores de confianza. Si sé que voy a tener días libres, delego tareas importantes a mi equipo. De esta manera, puedo estar segura de que el trabajo se va a realizar sin tener que preocuparme por hacerlo yo misma.

Sé que puede parecer un poco tedioso al principio, pero a la larga nos permite disfrutar más y tener más tiempo para nosotros mismos.

Y finalmente eso es lo que todos queremos, ¿verdad? Espero que saques mucho provecho de la anticipación estratégica.

Será un placer saber más de ti y ayudarte a conseguir ese tiempo extra que necesitas, reserva una llamada de 15 minutos de claridad mental y conversemos.

Compartir en: